El txakoli es un vino joven, afrutado y ligeramente espumoso producido en el País Vasco. A pesar de que ha existido durante siglos (la primera mención del txakoli es de 1520), ha empezado a hacerse popular en los últimos años, y no solamente en el País Vasco sino también poco a poco en todo el mundo.

En sus orígenes, el txakoli era hecho en los baserris (caseríos). Se consumía localmente y era utilizado como objeto de cambio entre los vecinos. Sin embargo, nunca extendió su alcance más allá de las fronteras del País Vasco. La principal razón fue que, en aquellos tiempos, el txakoli era una vino de mala calidad, fermentado en viejos barriles de roble y conocido por ir directamente a la cabeza, por ser un vino “cabezón”.

 Pescado a la parrilla y una botella de txakoli en Getaria
Pescado a la parrilla y una botella de txakoli en Getaria

Durante la segunda mitad del siglo XIX, el txakoli fue desapareciendo poco a poco. La producción continuó disminuyendo hasta que en 1989, gracias a la ayuda de un grupo de amantes del txakoli, algunas de las variedades recibieron el certificado de Denominación de Origen. Este hecho estimuló la recuperación del txakoli y marcó también el comienzo de un importante proceso de mejora de su calidad. En la actualidad, el txakoli ya no es un vino cabezón, sino que se ha convertido en un vino de buena calidad y muy agradable al paladar – especialmente cuando se disfruta con pescado fresco en una tarde de verano.

Hace unas semanas, tuvimos la oportunidad de pasar un día en Getaria. Las tierras que rodean el pueblo son hogar de la mayor cantidad de viñedos productores de txakoli y conforman la Designación de Origen Getariako (que significa “de Getaria” en euskera). No solamente disfrutamos del hermoso pueblo, el cual recomendamos a todo el mundo y vamos a añadir muy pronto a nuestra página acabamos de añadir a nuestra página, sino también de sus alrededores. Aunque es posible probar varios txakolis en los bares de la calle principal, “Kale Nagusia” en euskera, nosotros decidimos adentrarnos en las colinas donde se encuentran los viñedos. Desde Getaria, se puede llegar a varias bodegas andando o, si tienes coche, tendrás la posibilidad de aventurarte incluso más lejos. Una vez que llegues a los viñedos, te verás recompensado con unas vistas impresionantes del océano y el pueblo de Getaria junto a su isla en forma de ratón.

Bodega Gaintza en Getaria
Bodega Gaintza en Getaria

Una de las bodegas que nosotros visitamos fue la bodega Gaintza, donde tuvimos la suerte de conocer a uno de los propietarios, perteneciente a la cuarta generación de la familia dedicada a la elaboración de txakoli. Mientras disfrutábamos de sus vinos, conversamos acerca de su producción, el pasado y el futuro. Con una tradición tan larga en la elaboración de txakoli (una de las de mayor antigüedad de la zona), Gaintza combina las tecnologías modernas con la tradición en su proceso de producción. La bodega ofrece dos tipos de txakoli. Mientras que uno de ellos es más tradicional, el otro es bastante especial. Gaintza nombra este segundo txakoli Aitako, que significa “del padre” y es producido utilizando dos variedades de uva que provienen de viñedos de más de 130 años. A la mezcla de esas dos variedades se le añade un poquito de chardonnay creando así un vino elegante con un buen balance. El txakoli Aitako es el ejemplo perfecto de la evolución que ha tenido lugar durante los últimos 25 años en la producción de txakoli.

Video acerca del txakoli de Getaria

Para más información acerca de visitas a bodegas de la Denominación de Origen Getariako, échale un vistazo a su página web.

La bodega Gaintza está abierta al público para degustación y venta directa. También se ofrecen visitas guiadas (viernes y sábados a las 11 h). Es posible organizar visitas fuera de esos horarios para grupos a partir de 15 personas.

Además, la Gaintza ha abierto recientemente un pequeño hotel en la bodega. Aunque nosotros no hemos tenido la oportunidad de pasar la noche en él, juzgando por las fotos y las opiniones de otros huéspedes, parece un lugar estupendo en el que hospedarse.

3 comentarios en “Txakoli – El desconocido vino blanco del País Vasco

  1. Ricardo

    Creo que hay un dato erróneo, el txacoli o chacoli en castellano se produce en el norte de la provincia de Burgos desde tiempos prerromanos y en Cantabria algo parecido. Solo por dejar el dato y sin desmerecer nada a nadie. Está muy bien la guía, es muy interesante. Hoy por hoy es mejor a mi gusto el de Guipúzcoa que el de Miranda y soy de Burgos. Un saludo.

    Responder
  2. jon

    Lo mejor del Txakolí es lo diferente que es de una región a otra. El de Álava no tiene nada que ver con el de Guipuzkoa, por ejemplo, siendo este último mucho más acorde para el escanciado. Hay que probar muchos para conocer realmente por qué es una bebida tan apreciada y en auge.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve − = 7

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>